Historias cruzadas de Maradona, Falcioni y Banfield

Banfield recibirá hoy, a las 19, a Gimnasia y Esgrima La Plata abriendo la decimoquinta fecha de la Superliga. Más allá de la levantada del Taladro en sus últimas presentaciones y de la complicadísima situación del Lobo en la tabla de promedios, la atracción mayor será la presencia de Diego Armando Maradona, imagen repetida desde que asumió la conducción del equipo de La Plata, en el estadio de Peña y Arenales. 

Hace exactamente 25 años atrás, Maradona, vestido de técnico, estuvo sentado en el banco de la cancha de Banfield. Las butacas no eran tan cómodas como lo son ahora, remodelación y modernización mediante. Pero allí estuvo Diego, como entrenador, en dupla con Carlos Fren, de Deportivo Mandiyú. 

Esa tarde Banfield y Mandiyú igualaron 1 a 1, con goles de Javier Zanetti, a los 22 minutos del primer tiempo, para el local, y de Jorge Martínez, a los 26 del segundo, para los correntinos. Antes de comenzar el partido, los hinchas locales ovacionaron a Maradona; situación que seguramente se repetirá hoy.

Maradona tiene también una historia particular con Julio César Falcioni. Fueron pocas las veces que el pìbe de cabellos enrulados que usaba la camiseta 10 de Argentinos Juniors y el juvenil y pintón arquero que calzaba el buzo número 1 de Vélez Sarsfield se cruzaron en una cancha. Pero, quedó en la historia un amistoso, disputado en Liniers en el verano de 1980, porque ese día Falcioni le atajó dos penales a Maradona.

Fueron compañeros en la Selección Argentina. Compartieron plantel en la Copa América celebrada en Brasil 1989 y también giras, entrenamientos y algún amistoso con Carlos Bilardo como técnico. Y aunque Falcioni era el candidato principal a ser el tercer arquero en el Mundial de México 1986, el punto máximo de la brillante carrera de Maradona como futbolista, sorpresivamente perdió el lugar con Héctor Zelada. 

El actual técnico de Banfield quedó enredado en las picantes frases, que varian con el paso del tiempo y según su humor, del odio al amor, del ahora entrenador de Gimnasia y Esgrima. “Si vamos a contratar un arquero de técnico es que no aprendimos nada”, disparó Diego, a fines de 2010, cuando la llegada de Falcioni como nuevo técnico de Boca estaba a punto de cerrarse. 

Cinco años antes Maradona era manager de Boca y ante la sugerencia de  algunos directivos de contratar al entrenador que estaba en Banfield, Diego fue contundente: “Si viene Falcioni, yo voy al palco”. Diego ganó esa pulseada y Alfio Basile arribó a Boca, mientras que Falcioni firmó en Independiente.

Varió radicalmente el concepto de Maradona sobre Falcioni, en 2012 en la época que Diego dirigía a Al-Wasl de Dubai y el ex arquero conducía al Boca campeón del Apertura y de la Copa Argentina: “Boca tiene un técnico bárbaro, que lo disfruten. Sé que hoy no tengo lugar en Boca, porque Falcioni hizo las cosas muy bien”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *