Independiente goleó hoy 4-0 como visitante a El Porvenir, por la undécima fecha del torneo femenino de Primera División de la AFA, y las chicas locales protestaron por las malas condiciones en las que se ven obligadas a trabajar.

Camila Barrios, Maylis Gissi, Priscila Carreño y Melanie Morán lograron las conquistas del conjunto de Avellaneda.

Lo más saliente de la jornada, sin embargo, sucedió luego del encuentro, cuando las futbolistas del equipo de Gerli, que va último y sin puntos en el certamen, protestaron contra su propio club.

“El club no nos da nada. Recién antes de ayer pudimos usar el predio desde que estamos en el club. No tenemos las pelotas que nos da AFA, no sabemos dónde están las pelotas. Al agua la cargan con agua de la canilla en el entretiempo. Tuvimos amenazas de que nos sacaban al cuerpo técnico. El técnico trabaja en Lamadrid y trae los materiales de Lamadrid, porque no tenemos absolutamente nada. No entrenamos con pelotas, no tenemos conos, no tenemos pecheras, no tenemos indumentaria, no tenemos absolutamente nada de nada. Las remeras con las que salimos hoy, las hicimos nosotras y se las regalamos a nuestros tres dts, que son los únicos que nos apoyan acá. Según ellos (la dirigencia) nos iban a dar de baja porque le hacemos pasar vergüenza al club. Que no saquen al cuerpo técnico, porque no jugamos más, no vamos a salir a la cancha, van a tener que salir ellos a jugar”, advirtió Solange Tarsia en declaraciones a TNT Sports, rodeada por sus compañeras.