Hasta selfies con celulares que algunos hinchas le arrojaron desde la platea se sacó Javier Mascherano, antes de ingresar por primera vez con la camiseta de Estudiantes de La Plata al campo de juego del flamante estadio Jorge Luis Hirschi.

Fue en la previa de su presentación como refuerzo top de Pincha para la segunda parte de la Superliga, en un escenario que contó con una impresionante convocatoria para darle la bienvenida.

El ex capitán del seleccionado argentino decidió regresar al país después de una dilatada y exitosa trayectoria en el exterior, y para concretar ese retorno eligió al equipo que dirige su amigo Gabriel Milito.

“Vengo con la ilusión de disfrutar todo lo lindo que tiene nuestro fútbol. Me identifico mucho con los valores de este club y espero estar a la altura de este reto”, manifestó el experimentado volante de 35 años en conferencia de prensa, junto a Juan Sebastián Verón, presidente del cllub platense.

Con camiseta de entrenamiento blanca y pantalón y medias de color negro, Mascherano salió al campo de juego y recibió la primera ovación de las aproximadamente 15 mil personas que se acercaron al estadio para darle la bienvenida.

“Esto para mi es increíble, venir a un lugar donde no tengo historia y que me reciban de esta manera es de las cosas más lindas que me han pasado en la carrera”, dijo ante la multitud albirroja y encendió el clásico grito de guerra: “Estudiáaaa, Estudiáaaa”.

Antes de la presentación, Mascherano tuvo la chance de reencontrarse con Alejandro Sabella, el técnico con el que fue subcampeón del mundo en Brasil 2014.

View this post on Instagram

Que ganas de verte tenía Maestro 🇦🇹!!!

A post shared by Javier Mascherano (@mascherano14) on