Lo insultaron y acusaron de nazi, y se suspendió el partido

El partido que igualaban hoy sin goles en Vallecas Rayo Vallecano y Albacete por la Segunda División española de fútbol se suspendió en el entretiempo, ya que el conjunto visitante se negó a seguir jugando tras los insultos y las acusaciones de nazi que recibió durante los primeros 45 minutos su compañero Roman Zozulya.

“Puto nazi” y “Fuera de Vallecas” fueron algunos de los cánticos de la afición de Rayo que motivaron la medida extrema del plantel de la visita.

La disputa entre los hinchas de Rayo Vallecano y Zozulya comenzó en 2017, cuando el delantero fue fichado por el club madrileño y la afición forzó su rápida salida por la supuesta simpatía del futbolista con movimientos neonazis.

El jugador luego explicó que apoyaba al ejército de su país en la lucha contra los movimientos prorrusos, aunque no a los movimientos fascistas, pero lo cierto es que salieron a la luz algunas imágenes suyas posando con simbología nazi y fascista.

Era la primera vez que Zozulya volvía a pisar Vallecas, y se dio de la peor manera, porque los constantes ataques verbales que recibió hicieron que se suspenda el partido por la negativa de Albacete de jugar bajo ese clima hostil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *