Petr Cech dejó de custodiar el arco del Arsenal inglés al finalizar la pasada temporada de la Premier League en su despedida del fútbol. Sin embargo, la inactividad del arquero checo duró muy poco; meses después volvió a atajar, aunque en una cancha y con elementos muy diferentes. Cech es el arquero de Guilford Phoenix, un equipo de ascenso de la Liga de hockey sobre hielo de Inglaterra.

El arquero que utilizaba una llamativa máscara-casco, a consecuencia de una fractura de cráneo sufrida durante un partido se había iniciado en Viktoria Plzen de su país natal y luego jugó en Chmel Blsany, Sparta Praga, Stade Rennes, Chelsea y Arsenal, además de sus convocatorias a la Selección de República Checa.

“Después de veinte años de fútbol profesional, para mi será una experiencia maravillosa jugar este deporte que observaba y jugaba cuando era un niño”, declaró Cech, a la web oficial de su nuevo club, antes de finalizar el año pasado al llegar a un acuerdo con Guilford Phoenix.

Guildford Phoenix compite en la NIHL -National Ice Hockey League- 2, la cuarta categoría del hockey sobre hielo de Inglaterra. Fundado en 1992 como Guildford Flames, el club está localizado en la ciudad de Guildford, en el condado de Surrey y a 45 kilómetros de Londres. Disputadas 13 fechas Phoenix lidera, invicto, las posiciones. Cech tuvo presencia en 5 partidos, soportando 129 disparos de los contrarios y le hicieron 9 goles,con un porcentaje de salvadas del 93,02%, según las estadísticas oficiales de la NIHL.  

El ex arquero multicampeón inglés y europeo con Chelsea y Arsenal eligió el número de su camiseta, 39, en homenaje a su ídolo de la infancia: el checo Dominik Hasek, arquero que se destacó en la poderosa NHL norteamericana.

Cech brilló en su debut en Guilford, a mediados de octubre del año pasado, atajando dos penales, tras finalizar empatado el tiempo reglamentario ante Swindon Wildcats. Esta vez cambiando el césped por hielo, utlizando patines en vez de botínes, guantes mucho más voluminosos que los de fútbol y un casco-máscara bastante más voluminoso que el que utilizaba en su anterior deporte. Y así continúa su vida deportiva, siempre con el objetivo de negarle a los rivales el grito más deseado.

Fotos: Twitter Guildford Phoenix