Marcelo Bielsa consideró hoy que es “una persona muy rechazada” en Argentina, e indicó que lo acusan de “vender humo”.

En medio de una defensa pública al arquero de Leeds Kiko Casilla, quien cometió un grosero error en la última derrota de su equipo, el discurso de “Loco” derivó en cómo se siente tratado en su país.

“Cuando uno explica demasiado un tema, el destinatario de la explicación toma dos caminos. Yo soy una persona muy rechazada en mi país. Entonces, cada vez que explico algo, repercute en Argentina diciendo que yo vendo humo. Por eso me da tanta vergüenza explicar lo que pienso, porque siento que solo va a servir para confirmar que vendo humo. Entonces, hay una sola manera de evitar esto: ganar todos los partidos. Más allá de que no lo consigo habitualmente, sé perfectamente que en Argentina pero en el mundo también, el apoyo solo te lo da el triunfo. Y como casi todos los entrenadores somos perdedores, por eso estamos tan solos”, manifestó en conferencia de prensa.