‘Olé, olé, olé..Messi, Messi, Messi!

¡ Messi…Messi…Messi!

Bajó esos cánticos, un par de cientos de aficionados italiano recibieron hoy a Lionel Messi en el hotel donde se alojará el plantel del Barcelona, a la espera del encuentro que sostendrá mañana ante el Napoli por los octavos de final de la Champions League.

La llegada de Messi y sus compañeros se produjo bajo un fuerte operativo de seguridad, el cual además de personal de la policía, incluyó vallas que separaron a los aficionados, periodistas y fotógrafos de los jugadores.

Los jugadores bajaron rápidamente del micro que los trasladó al hotel sin hacer declaraciones, aunque horas después el entrenador Quique Setién, y el defensor Gerard Piqué, brindaron una conferencia de prensa.

Es el mejor del mundo, por cómo ha vivido toda su carrera. Siempre es perfecto, nunca una palabra fuera de lugar, es un ejemplo para todo. Hace cosas que solo veo en la PlayStation. Tiene una calidad increíble y durante años ha sido el mejor de todos los tiempos“, afirmó Gennaro Gattuso, el entrenador del Nápoli, cuando le preguntaron por Messi.

Barcelona se enfrentará mañana al Napoli en el estadio San Paolo, el lugar donde Diego Maradona vivió y le hizo vivir al club, entre 1984 y 1991, sus años más gloriosos al conseguir dos veces la Serie A, una Copa de Italia, una Copa de la UEFA y una Supercopa italiana