El alerta por los casos de coronavirus que se registran en Italia afectó a todas las actividades, y el fútbol no es la excepción. Inter mañana jugará a puertas cerradas frente a Ludogorets, por la vuelta de los 16avos de final de la Europa League, y el equipo búlgaro tomó sus recaudos.

En su arribo a Italia, el plantel de Ludogorets lució barbijos y guantes, aunque luego se los quitaron para el reconocimiento del estadio local.

Inter también jugará sin público ante Juventus, por la Serie A. La zona norte de Italia es la que más casos de coronavirus ha registrado y donde más se extreman las precauciones.