El club Arsenal de Inglaterra decidió cerrar su centro de entrenamiento de London Colney luego de conocerse el resultado positivo del análisis de coronavirus que se efectuó su entrenador, Mikel Arteta.

“El personal del Arsenal que tuvo contacto reciente con Mikel ahora se autoaislará de acuerdo con las pautas de salud del Gobierno. Esperamos que sea un número significativo de personas de Colney, incluido el equipo completo del primer equipo y el personal de entrenamiento, así como un número menor de personas de nuestra Academia Hale End, que también hemos cerrado temporalmente como medida de precaución”, anunció la entidad londinense.

En un comunicado oficial, el director gerente, Vinai Venkatesham, manifestó: “La salud de nuestra gente y del público en general es nuestra prioridad y ahí es donde nos enfocamos”.

“Nuestros pensamientos están con Mikel, que está decepcionado pero de buen humor. Estamos en un diálogo activo con todas las personas relevantes para manejar esta situación de manera adecuada, y esperamos volver a entrenar y jugar tan pronto como el consejo médico lo permita”, comentó el dirigente de Arsenal.

Por su parte, el jefe de fútbol, ​​Raul Sanllehi, afirmó: “Mikel y el equipo completo del primer equipo, los jugadores y el personal, recibirán todo el apoyo, y esperamos volver a entrenar y jugar tan pronto como el consejo médico lo permita”.

“Obviamente, la recuperación total de Mikel es la prioridad ahora para todos nosotros”, remarcó.

Arsenal dejó en claro que no podrá participar de “algunos partidos en sus fechas programadas actualmente”.

Arteta, por su parte, indicó en un comunicado oficial: “Esto es realmente decepcionante, pero tomé la prueba después de sentirme mal. Estaré en el trabajo tan pronto como me lo permitan”.