Cuando se confirmó que Marcelo Barovero no seguiría en Rayados de Monterrey, todo hizo suponer que el cordobés emprendería el camino de regreso hacia Argentina y muchos pensaron en River como su próximo destino.

Sin embargo, el arquero de 36 años descartó volver al país y apuntó hacia otros horizontes, quizás en busca de una tranquilidad mayor a la que intentó obtener cuando se marchó desde River hacia México.

Sorpresivamente, Burgos Club de Fútbol, de la Segunda División B del fútbol español, fue el club elegido por el también ex futbolista de Atlético de Rafaela, Huracán y Vélez.

En ese contexto, Candela Blanco, gerente de Relaciones Públicas e Institucionales de Burgos CF, le contó a IAM Noticias algunos pormenores de la negociación que culminó con el apodado Trapito en el ascenso ibérico.

“Las tratatativas se definieron rápido. Fue una negociación corta, las dos partes teníamos en claro que queríamos llegar a un acuerdo. Barovero conocía el proyecto, lo seguía y tenía ganas de jugar en el club. Y el club tenía ganas de contar con un jugador tenía ganas de contar con un jugador con la talla de Barovero”, comentó Blanco.

Además, destacó que la presencia en Burgos FC de Antonio Caselli, el principal accionista del club y ex candidato a presidente de River, y de Leonardo Pisculichi, referente del equipo y amigo de Barovero, resultaron “fundamentales” para llevar a negociación a buen puerto.

“Estamos convencidos de que Barovero sumará muchísimo a nuestro proyecto. Es un gran profesional y una gran persona. Nos aportará muchísima jerarquía. Es un jugador con una gran trayectoria y, sin dudas, estamos muy contentos con su incorporación”, consideró Blanco, quien también es vicepresidente de Fundación del club.

Según se apuntó, Barovero firmará un contrato por dos temporadas con Burgos FC, que compite en la tercera categoría del fútbol español.

Eso sí, desde el club se excusaron al momento de dar precisiones sobre qué sucederá si el experimentado arquero decide volver al país antes de que se cumpla ese lapso.

Foto: Rayados.