El club de futsal que se convirtió, temporariamente, en verdulería debido a la crisis económica

El Club Cultural y Deportivo 17 de Agosto, uno de los 16 participantes del campeonato de Primera A de Futsal de AFA, y campeón de la primera edición de la Copa de Oro disputada el año pasado, encontró una oportuna medida para recaudar en estos tiempos difíciles.

Como a todas las entidades deportivas, fundamentalmente a los clubes de barrio, el cierre de las instalaciones y la inactividad total, debido a la pandemia de coronavirus y el consecuente aislamiento, está complicando mucho la economía de 17 de Agosto.

La solución fue instalar una verdulería y frutería en el club y con el dinero ingresado por estas ventas hacerle frente a las erogaciones que debe enfrentar el club de Villa Pueyrredón.

“La idea surgió de un miembro de la comisión directiva, que había tenido verdulería. Lo propuso para ver si de esa manera podíamos junta dinero para pagar los sueldos del personal”, le contó Andrés Sanguinetti, vicepresidente de 17 de Agosto, a IAM Noticias.

“Arrancamos casi a fines de mayo, previo análisis y estudio que incluyó visitas al Mercado Central para ver como se compra y como se elige la mercadería”, explicó el directivo.

Resaltó que “la respuesta fue muy buena, porque el barrio acompaña con sus compras todos los días. Vamos a seguir sosteniéndolo hasta que la situación se normalice. Tenemos más de 1000 chicos que practican futsal, gimnasia deportiva, basquet, natación y otros deportes, además de brindar nuestras instalaciones para colegios y el PAMI, y como no estamos cobrando cuotas sociales ni deportivas. el único ingreso propio viene de la verdulería. Hasta ahora estamos conformes, pero preocupados por lo que va a venir”.

Esta verdulería barrial comunitaria atiende de lunes a viernes, de 9 a 20 horas, sábados, de 9 a 18, y domingos, de 9 a 13, el club situado en Albarellos y Nazca.

Mientras aguarda el regreso a la normalidad, esta ingeniosa propuesta le permite a 17 de Agosto, fundado el 26 de marzo de 1949. afiliado al futsal de AFA en 1999 y campeón de Primera B en 2000 y 2003, hacerle frente, temporariamente, a la tormenta económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *