La curiosa experiencia de Fragola, un argentino jugando en Islas Feroe

Dónde haya una pelota de fútbol rodando, en cualquier rincoón del planeta, siempre habrá un argentino presente. Y las Islas Feroe, archipiélago nórdico europeo recostado en el Océano Atlántico, está jugando VictorianoFragola, futbolista de B-71 Sandoy, club que actualmente milita en Segunda División.

El defensor nacido en Pergamino hace 26 años contó : “Vine a principios de año, realmente no conocía nada de las Islas Feroe, pero ni lo dudé cuando me lo propusieron y empecé a buscar datos e investigar sobre el lugar. B-71 es el único club de Sandoy, y estoy en un pueblo llamado Skopun”.

“Islas Feroe está ubicado en una especie de triángulo, entre Islandia, Noruega e Inglaterra. Son varias islas, rocosas, con acantilados y muy ventoso, te volás con tanto viento”, ilustró en una entrevista con el podcast Palo Salva.

Fragola explicó: “En Sandoy, la población es de 2000 habitantes, distribuidos entre 4 o 5 pueblos. Ahora, que empieza el verano amanece a las 4 de la mañana y recién anochece a las 23. Y después no hay oscuridad total, sino que hay una especie de claridad. Me cuesta acostumbrarme, trato de ir ajustándome y mantener un horario. Aunque sea de día, si es hora de cenar, ceno”.

Distinto fue el panorama en invierno: “Llegué en enero y por la pandemia tuve que cumplir una semana de cuarentena. Amanecía a las 10 y oscurecía a las 16. Yo llegaba del verano en Argentina, y pasé a estar encerado y con todo encerrado y todo oscuro. No sabía si merendar o preparar la cena”.

Entre su equipaje, el defensor con paso por Tiro Federal y Douglas Haig, y con recorrido por clubes de Uruguay (Canadian), Bolivia (San José y Bermejo), República Dominicana (Atlántico, dirigido técnicamente por el argentino Miguel Zahzú) y Estados Unidos (Naples United), cargó 5 kilos de yerba.


“Ya estoy medio ajustado, empecé a administrar la yerba y sólo tomo mate los días de partidos. En las Islas Feroe está Cristian Imhoff, jugador de vóley, santafesino de Franck, y me pasó una página donde podés encargar yerba y otros productos de Argentina. Tarda un mes en llegar el pedido, yo acabo de pedir así que en julio ya tendré yerba”, contó en la entrevista con el podcast conducido por los futbolistas argentinos, con varias temporadas de experiencia en clubes europeos, Mariano Cornego y Cristian Toncheff.

Siguiendo con el tema, bromeó Fragola: “Ni siquiera puedo secarla al sol, con el viento que hay acá se volaría toda la yerba. Y encima casi siempre está nublado“.

Sobre el paisaje de las Islas Feroe describe: “Montañas, rocoso, un colchón de pasto húmedo de color amarillento o anaranjado, y mucho excremento de ovejas por todos lados. No hay muchos lugares para ir, aunque es lindo ir a caminar. Hay un sólo supermercado. Salís a la calle y ves mucha vida de pueblo, muchos chicos jugando afuera cuando salen de la escuela”.

Además, destacó: “Mi club tiene cancha propia, chica porque es una isla de pocos habitantes y no tiene sentido hacer un gran estadio porque no hay gente para llenarlo. Una de las paredes atrás tiene una montaña, es increíble, de película”.

“Me levanto, desayuno y voy al gimnasio una hora y media o dos. Vuelvo a almorzar y después tengo que hacer malabares para entretenerme hasta las 18, que empezamos a entrenar. Estoy estudiando inglés, leo, salgo a caminar, hago videollamadas. Pero se hace duro tantas horas sin actividad productiva. Como la mayoría de mis compañeros estudian o trabajan, entrenamos de 18 a 20”, describe una jornada habitual en su curioso destino.

El futbolista, que extraña a su familia, sus amigos y sus perros callejeros, agrega que “con la visa de futbolista nos permiten tener otro trabajo de media jornada y voy a ver si tengo la posibilidad de hacerlo, porque estar tantas horas sin hacer nada no está bueno para la cabeza”.

Sobre el fútbol en esta nación europea, Fragola explica que “en Primera hay 10 equipos, y juegan todos contra todos un total de 27 partidos, tres veces con el mismo rival. Nosotros estamos en Segunda y con la ilusión de ascender. También esta la Copa, que es como la Copa Argentina. En primera ronda nos tocó un equipo de Tercera División y pasamos. Ahora nos toca con HB Torshavn, un equipo fuerte de Primera, pero como tienen un caso de Covid están viendo si presentan el equipo alternativo”.

B-71 Sandoy fue fundado en 1970 y su historia está plagada de altibajos con saltos en las tres divisiones de las Islas Feroe. Campeón invicto en la categoría máxima en 1989, y de la Copa en 1993. Esta temporada, en Segunda, cuenta, por primera vez, con un futbolista nacido en Argentina.