Joaquín Correa marcó hoy el segundo gol de Lazio, que venció 2-0 a Atalanta y se coronó campeón de la Copa Italia en el Olímpico de Roma.

En un partido peleado, más disputado que jugado, Sergej Milinkovic-Savic logró abrir el marcador para el conjunto romano a los 37 minutos del segundo tiempo.

Luego, Correa regaló un verdadero golazo. Con el rival jugado en ataque, dejó en el camino a un defensor con una deliciosa maniobra, luego desparramó al arquero y definió para liquidar el pleito.

José Luis Palomino y Alejandro “Papu” Gómez fueron titulares en Atalanta, que en la Serie A pelea por ingresar a la próxima edición de la Champions League.