Esequiel Barco sigue lamentando la eliminación de Argentina en los octavos de final del Mundial Sub 20 de Polonia, y sobre todo la desconcentración que le dio el empate a Mali sobre el final del alargue.

“Estábamos mentalizados en pelear hasta el final. La idea siempre era llegar a la final, pero no podés desconcentrarte en un Mundial”, indicó en diálogo con TyC Sports.

El futbolista de Atlanta United está “muy triste por el resultado”, porque “el equipo dejó todo”, aunque insistió en que “hay que estar atentos hasta que el árbitro termina el partido”.

“Fue una jugada rápida en la que nos distrajimos, ellos la pudieron embocar y fuimos a los penales. Ellos metieron todos, nosotros erramos uno y quedamos afuera. Todos hicimos un desgaste físico muy grande durante todo el partido. Sabíamos que íbamos a jugar con un rival muy duro y que no iba a ser fácil. Dimos lo mejor de nosotros hasta octavos de final”, manifestó Barco, quien tendrá algunos días de descanso antes de volver a Estados Unidos.