En la extensa entrevista que concedió al programa radial ‘El Món a RAC1’, Lionel Messi no le escapó a un tema de vieja data: su influencia en mucha decisiones que toma el club en el ámbito del fútbol.

Y dentro de ese marco, Messi se refirió a dos temas puntuales: la llegada y adaptación al plantel del frances Antoine Griezmann, y la continuidad como entrenador de Ernesto Valverde.

“Cuando estaban por traer a Griezmann o cuando podía volver Ney (por Neymar) hablamos (con los dirigentes del club) si era bueno para el equipo y eso, pero opinamos pero no tomamos decisiones”, expresó Messi.

Al referirse al caso del delanteros francés, la “Pulga” comentó es mentira que no quería a Griezmann. Lo dije el primer año que lo quisieron traer. Me acuerdo de declaraciones que hice de que era uno de los mejores y los mejores son bienvenidos, nunca tuve ningún inconveniente con que venga, lo contrario, así que eso es mentira”.

“No es fácil venir a jugar al Barça. De fuera puede parecer fácil pero para cualquier jugador que no conoce la filosofía del Barça de pequeño, venir de fuera es muy difícil”, indicó.

Posteriormente llegó el momento de hablar con Valverde, cuyo estilo de juego no tenía muchos puntos en común con el que el Barcelona había practicado por Pep Guardiola o Luis Enrique, a quienes consideró como los mejores entrenadores que tuvo en su carrera.

El club decidió que Valverde iba a continuar y para mi y para todo el vestuario es una alegría, al que apoyamos y queremos como pasó con Luis Enrique o con el que estaba antes y el otro. Tampoco fue decisión mía que se quede como también se ha dicho”, afirmó.

Por último, Messi subrayó que “en estos últimos años siempre tuvimos un proyecto ganador, si bien en los dos últimos años fue culpa nuestra por lo que hicimos en Roma y Liverpool (refiriéndose a las eliminaciones en la Champions League) no por el proyecto o por el entrenador”.

 Foto: Prensa Barcelona