Luka Modric no estuvo ni cerca este año de revalidar el Balón de Oro que ganó en 2018, pero tanto cuando le entregó el premio a Lionel Messi como en sus redes sociales, brindó un ejemplo de respeto que muchos deberían imitar.

“Enhorabuena, te lo mereces”, le dijo al argentino cuando le dio el sexto premio al mejor jugador de la temporada. Pese a la rivalidad entre su Real Madrid y el Barcelona del argentino, dejó las diferencias de lado para rendirse ante uno de los mejores de la historia.

Luego, desde su cuenta de Twitter, el croata dejó otra frase ejemplar.

“El deporte y el fútbol no son solo ganar. También son respeto por tus compañeros y rivales”, reflexionó Modric.