El caballo Alampur (Catcher in The Rye) se consagró definitivamente al adjudicarse en la tarde del miércoles el Gran Premio República Argentina (G1-2000 metros), la tradicional prueba que organiza el Hipódromo Argentino de Palermo.

El vencedor de la edición 2018 del Gran Premio dardo Rocha (G1) no había podido repetir una actuación similar en el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1) disputado a mediados de diciembre en San Isidro, pero en su reaparición alcanzó la victoria más importante de su campaña al superar por la cabeza a Emotion Orpen (Orpen) en 1’59″25c para los 2000 metros del trayecto.

El héroe de la jornada vino expectante, alternando el quinto y el sexto lugar, y en la recta atacó por media cancha para quebrar a un bravo rival a unos 150 metros de la línea de sentencia. Volvió a lucirse sobre su montura Wilson Moreyra, que repitió el triunfo que había conseguido un año atrás con el caballo Logrado, ambos al cuidado de Jorge Mayansky Neer.

El representante de la caballeriza Asunción, que abonó un dividendo de $ 10,90, alcanzó de esta manera la sexta victoria en catorce presentaciones. Criado en el Haras Santa Inés, se perfila como uno de los principales protagonistas de las carreras de fondo para adultos.

En otro de los seis cotejos de grado máximo organizados por Palermo en su jornada del 1 de Mayo, que tuvo otros atractivos como la feria Apetito y el Hat Show,  la yegua Entropía (Mount Nelson) se quedó con el Gran Premio Criadores (G1-2000 metros) sorprendiendo a un sport que arañó los 100 pesos por cada uno apostado.

Conducida por Martín Valle, quien ganó su primera Gran Premio, la representante del stud El Quintón Lobos desató una potente atropellada que le alcanzó para quebrar a la favorita Seas Alabada (Sebi Halo) a la que en el disco superó por un cuerpo en 2’15c.

Fue la tercera victoria en ocho salidas para la pupila de Jorge Meyrelles Torres, que fue criada por el Haras Rodeo Chico de la familia Villamil. A la vez fue el primer éxito de jerarquía para la heroína de la espectacular tarde palermitana en la que hubo unas 50.000 personas disfrutando el espectáculo.

En el GP Ciudad de Buenos Aires (G1-1000 metros), en tanto, se impuso el favorito Jack of Hearts(Stay Thirsty), que, al igual que el vencedor del República, había brillado en la principal jornada platense del año anterior.

Guiado con mano maestra por Eduardo Ortega Pavón, quebró en el final a Elogiado (Archipenko) y Empresariado (Sidney’s Candy) que terminaron a medio cuerpo y un pescuezo más, respectivamente al cabo de 53″91c, un notable registro.

El nacido en el Haras La Quebrada sumó la sexta victoria de su campaña en la que sólo en una oportunidad bajó del segundo puesto. Entrenado por Carlos de Rose, defiende los colores de la caballeriza Elsie.

En tanto, en el Gran Premio de las Américas (G1-1600 metros), Nacho Surge (Storm Surge) sumó el triunfo más importante de su breve campaña al doblegar por cuatro cuerpos a Dar La Paz (Roman Ruler) en 1’32″78c para una pista de arena que estaba voladora.

Iván Monasterolo brilló sobre la montura del pupilo de Eduardo Accosano que ahora cuenta con tres victoria, aunque la de la fecha es sin duda la más importante de su palmarés. Brilló el caballo criado por Carlos Cocilobo.

La nueva generación

También hubo desafíos para los integrantes de la nueva generación. Entre los potrillos voló altoPerro Callejero (Que Vida Buena), que se adjudicó el Gran Premio Montevideo (G1-1500 metros) al doblegar a Overlord (Endorsement) por dos cuerpos y medio en 1’27″14c.

Fue la segunda victoria en tres entregas del pupilo de Sergio Carezzana, que fue conducido por Francisco Leandro Fernandes Goncalves, el claro vencedor de la estadística del año anterior. El ganador nació en el Haras Don Florentino.

Entre las potrancas lució Joy Epifora (Fortify), que se adjudicó el GP Jorge de Atucha a pesar de que su jinete, Iván Monasterolo, sufrió un percance al desestribarse en los tramos finales de la competencia.  

La criada en el Haras La Biznaga superó por dos cuerpos y medio a Evincing (Equal Stripes) en 1’27″49c y mantuvo su invicto al cabo de dos presentaciones. Es entrenada por Carlos Daniel Etchechoury.