El técnico de Rosario Central, Diego Cocca, confeccionó una lista con los posibles refuerzos que pretende para la próxima temporada, en la que su equipo, al menos en el inicio, peleará por la permanencia en la máxima categoría.

La intención del entrenador es que lleguen entre siete y ocho incorporaciones y salvo el puesto de arquero, cubierto por Jeremías Ledesma, hay nombres para todas las líneas.

Cocca presentó sus candidatos tanto para la defensa como para el mediocampo y la delantera, aunque con variantes en cada puesto para que la dirigencia auriazul tenga margen de maniobra.

Entre los nombres que se filtraron aparecen los de Paulo Díaz y Diego González. El chileno juega en el fútbol árabe y el Pulpo en Tijuana de México, mercados imposibles para competir desde lo económico.

También habría en la lista varios futbolistas del descendido Tigre, de destacada campaña en la Copa de la Superliga, entre ellos los de Lucas Janson y Federico González.

Pero el dato a tener en cuenta es que Cocca apuntaría en su gran mayoría a futbolistas que militan en clubes de nuestro país.

Por eso aparecerían entre sus preferidos Alexander Barboza de Defensa y Justicia, Tomás Guidara de Belgrano, Mauro Pittón de Unión y Cristian Chávez de Aldosivi, por mencionar algunos apellidos de una larga lista.

Tal vez está íntimamente relacionada su elección a que el club rosarino no dispone de una gran suma de dinero como en recesos anteriores.

En cuanto a posibles partidas, no hay un jugador intransferible en el plantel actual de Central. Si aparece una buena oferta y conforma a las partes, la venta se realiza.

Así lo hizo saber el vicepresidente primero Ricardo Carloni mediante la frase “nosotros no le cortamos la carrera a nadie”.