Para el partido del próximo domingo de Newell’s Old Boys, contra Lanús en condición de visitante, el entrenador Frank Kudelka deberá realizar varios cambios obligados por razones físicas y reglamentarias.

El defensor Ángelo Gabrielli se hizo amonestar para acumular la quinta tarjeta amarilla y cumplir una fecha de suspensión, debido a que terminó el partido lesionado (desgarro en el isquiotibial izquierdo). Su lugar, en el sector derecho de la defensa, sería ocupado por Facundo Nadalín.

Por otro lado, el mediocampista ofensivo Mauro Formica con una pubalgia, está prácticamente descartado del equipo titular. Sus potenciales reemplazantes serían Braian Rivero, que lo sustituyó en los últimos dos partidos (San Lorenzo y Estudiantes), y Pablo Pérez, flamante incorporación y ya habilitado para jugar, tras cumplir la sanción de dos encuentros impuesta cuando vestía la casaca de Independiente.

El delantero Lucas Albertengo, quien fue infiltrado en el entretiempo del cotejo del pasado fin de semana frente al Pincha, tendría la chance de ser tenido en cuenta porque estaría mejor del esguince de tobillo (derecho) que sufrió. Aunque habría un cambio táctico en el ataque, porque estaría Sebastián Palacios desde el arranque a pesar de que hoy trabajó diferenciado por un traumatismo. En consecuencia, restará saber qué decisión toma Kudelka, porque Albertengo o Luis Leal deberían dejarle su lugar.

La buena racha de 5 compromisos sin derrotas (2 triunfos y 3 empates) les devolvió a todos la tranquilidad para transitar con calma las últimas fechas del torneo. El plantel practicó en horario matutino y también mañana lo hará en el mismo turno en el Centro de Entrenamiento Jorge Griffa, y luego hablará en conferencia de prensa el técnico Frank Kudelka.

Un tentativo: Alan Aguerre; Nadalín, Cristián Lema, Santiago Gentiletti, Mariano Bittolo; Aníbal Moreno, Julián Fernández, Rivero o Pérez;  Luis Leal, Albertengo o Palacios y Maximiliano Rodríguez.