Cuando Estudiantes estuvo cerca de destronar al Barcelona

En diciembre de 2009, Estudiantes estaba dando la gran sorpresa en la final del Mundial de Clubes de la FIFA, superando al poderoso y gran favorito Barcelona 1 a 0, en Abu Dhabi. Pero faltando un minuto llegó el empate y en tiempo suplementario, con gol de Messi, los catalanes vencieron 2 a 1 y levantaron la Copa. 

Mauro Boselli, en el primer tiempo, había adelantado al equipo dirigido por Alejandro Sabella, y Pedro había conseguido el agónico gol para Barcelona en el minuto 44 del segundo tiempo. 

El libro Estudiantes-Barcelona, escrito por Nicolás Sotomayor, ofrece un repaso del andar de Estudiantes en aquel Mundial de Clubes: los momentos de pasión, ilusión y drama de la final ante Barcelona; las pequeñas grandes historias y pormenores. “Este libro pretende, en definitiva, repasar las vivencias de aquella vez que Estudiantes puso contra las cuerdas al mejor equipo de todos los tiempos”, afirma el autor.

Uno de los focos del libro, de Editorial Fútbol Contado, apunta al segundo puesto: contradicciones, etiquetas y lugares comunes en la cuna resultadista y las opiniones, al respecto de Carlos Bilardo y Alejandro Sabella.

“Que Estudiantes haya jugado como jugó, de igual a igual contra uno de los mejores equipos de la historia del fútbol, y empujarlo al borde de la desesperación, supone una página digna de ser repuesta, evocada y valorada tal como se lo hace en las imperdibles páginas a los que invito con singular entusiasmo”, señala el periodista Walter Vargas en el prólogo.