Ferrari asusta a Verstappen y Aston Martin impresiona

Leclerc lidera los entrenamientos en Australia por delante de Max (0.381) y Sainz (0.430). Stroll y Alonso, justo por detrás. Red Bull empieza con problemas.

Por primera vez en 2024, Red Bull parece vulnerable. La primera jornada de entrenamientos libres en el GP de Australia deja a Ferrari por delante del resto y a Verstappen ciertamente incómodo, incapaz de acercarse a los tiempos de Leclerc con ventaja de pista (hizo sus vueltas con la blanda más tarde) y cambios de set-up a última hora. Algo no funciona en ese RB20. Mientras tanto, el monegasco de Ferrari lideró la tabla de tiempos por delante de Max (0.381) y un esforzado Sainz (0.430) en sus primeras vueltas tras la operación de apendicitis. Si Verstappen y un Carlos teóricamente renqueante apenas están separados, el SF-24 puede dar una sorpresa este fin de semana en el precioso Albert Park.

Las cada vez más cortas tandas largas de la segunda sesión no mostraron a un Ferrari en inferioridad. Al contrario, Leclerc hizo cronos buenos, los mejores. Mientras, hubo un cambio de fondo plano en el coche de Verstappen. Pérez se quedó lejos (8º, 0.813). Tras el primer entrenamiento, en el garaje de Red Bull no estaban contentos. Después del segundo, mejor no preguntar. No hay más que escuchar las radios de Verstappen. Siguen siendo la escudería más fuerte y tienen margen de mejora, aunque conviene recordar que Melbourne no es uno de los circuitos más propicios para Red Bull. Charles ganó en 2022 y Verstappen, que abandonó en aquella carrera, solo suma un triunfo aquí (2023). Poco dentro de sus exageradas estadísticas.

A una vuelta, el Aston Martin ofrece pelea. Stroll fue cuarto y Alonso, quinto. Sorprendieron las vueltas del canadiense, con algún que otro error en el tercer sector. En cuanto al español, tuvo un susto en los primeros libres, una salida de pista que se saldó con el cambio del fondo plano. Aston estrena flaps en el alerón delantero y el circuito acompaña al AMR24 porque las cuatro zonas de DRS pueden potenciar las bondades de este monoplaza. En carrera será otra cosa, pero si defienden una buena posición de parrilla (de la segunda fila para arriba) quizás puedan aspirar al top-5 este domingo. Y eso ya sería mucho.

McLaren está un paso más atrás y Mercedes no se termina de entonar, porque Russell está ahí (6º, 0.674) pero Hamilton (18º, 1.557) completó uno de los peores viernes que se le recuerdan. El siete veces campeón solo fue más rápido que Magnussen (Haas) y Albon, que se estrelló por la mañana (forzó una bandera roja) y no pudo rodar por la tarde, porque Williams no tiene chasis de recambio en Australia. También se le escucha protestar por la radio, como a Verstappen, aunque cada uno en su liga: para el inglés, los puntos se complican; Max quizás quede segundo.