Vélez extendió su racha feliz ante Instituto y se afirma bien arriba en la tabla de posiciones

Vélez Sarsfield venció a Instituto 1-0, en el estadio José Amalfitani, por la undécima fecha de la Zona A de la Copa de la Liga Profesional y quedó, al menos hasta que finalice la fecha, como único líder. El Fortín alcanzó los 21 puntos y podrían volver a alcanzarlo River Plate, Talleres y Argentinos Juniors que tienen 18 puntos y un partido menos. Pero, cualquiera sean los resultados, Vélez estará consiguiendo, al cabo de esta fecha y faltando tres jornadas, un lugar en los playoffs.

El 0-5 ante River, en el Monumental, fue el peor momento de este año para el equipo de Gustavo Quinteros. Durísimo. Esa tarde tocó fondo y parecía que quedaría enterrado y sin oxígeno. Sin embargo, salió rápidamente a flote; a partir de ahí inició una racha invicta de ocho partidos (6 triunfos, 2 empates). Y a diferencia de las dos pasadas temporadas ahora en vez de mirar la tabla de promedios, observa los primeros escalones y la posibilidad de pelear el título. Vaya diferencia…

Esta noche, ante un Instituto conservador y poco ambicioso, Vélez controló, casi a voluntad, el territorio y la pelota en el primer tiempo. Bien parado, estructurado, con volumen de juego y circulación acertada. La falencia estuvo en el momento de terminar las jugadas, no supo ser eficaz e inspirarse a la hora de definir.

Volvió a funcionar el doble 5 con Agustín Bouzat -leyendo acertadamente el partido, ubicándose en los sitios exactos, siendo solidario y esforzado- y Christian Ordoñez. Thiago Fernández le otorgó claridad y desequilibrio y se asoció, por momentos, con Claudio Aquino. Y Braian Romero intentó siempre pero falló en la definición en dos ocasiones muy propicias.

En cambio Instituto, juntando gente en defensa y el medio y enfriando bastante las acciones, tuvo la mejor chance del período inicial, ya en tiempo de descuento: un certero derechazo, de afuera del área, de Damián Puebla que motivó una gran respuesta de Tomás Marchiori.

En el segundo tiempo, el equipo cordobés adquirió presencia en la zona central. Roberto Bochi y Gastón Lódico aportaron recuperación, Miguel Brizuela empujaba desde el fondo y así Instituto se fue soltando. Y aunque Vélez seguía insistiendo y buscando el desnivel, otra vez la chances más netas fueron para Instituto, como otra gran tapada de Tomás Marchiori sobre la línea ante un cabezazo cercano y peligroso del ingresado Silvio Chino Romero.

Como premio a su insistencia y convicción, El Fortín estalló, a los 35 minutos del segundo tiempo, con un cabezazo goleador de Elías Gómez, recepcionando un tiro de esquina de Claudio Aquino. Para que la noche terminase en fiesta de los jugadores dentro de la cancha y desde la tribunas y plateas de la alta cantidad de hinchas fortineros que vuelven a mirar la tabla desde arriba y no desde abajo.