El Lobo está: Gimnasia y Esgrima jugó y festejó en el Bosque ante Vélez

Gimnasia y Esgrima venció a Vélez Sarsfield 3-1, en el estadio Juan Carmelo Zerillo, por la primera fecha del Torneo 2024 de la Liga Profesional. Rodrigo Castillo, Matias Abaldo y Nicolás Colazo anotaron para el Lobo y Matías Pellegrini, al final, descontó para el Fortín.

Vélez dispuso de mayor fluidez y elaboración de juego y de las mejores chances en un primer tiempo de rápidas transiciones y mucho ritmo. Un disparo de Braian Romero lamió el travesaño; Thiago Fernández increíblemente definió muy alto estando sólo y Nelson Insfrán atajó un fuerte remate de Claudio Aquino.

Pero fue Gimnasia y Esgrima -en el debut del uruguayo Marcelo Méndez como técnico- quien supo definir. A los 38 minutos, Pablo De Blasis pateó un corner, Lucas Castro mandó la pelota al área chica y allí Rodrigo Castillo, marcado por Joaquín García, definió de manera poco ortodoxa, casi de espaldas y pegándole con la rodilla, pero muy efectiva para poner el 1 a 0.

Gimnasia fue apabullante el arranque del segundo tiempo ante un Vélez que estaba anestesiado y sin signos vitales. Con la experiencia y talento de Lucas Pata Castro y la determinación de los juveniles Benjamín Domínguez y Matías Abaldo, el Lobo fue ampliamente superior en ese lapso del partido.

En un centro de Domínguez, desde la izquierda, se cumplió eso de dos cabezazos en el área es gol: primero cabeceó Castillo y luego Matías Abaldo para superar a Tomás Marchiori, a los 5 minutos del segundo tiempo.

Tres minutos después una veloz maniobra de ataque estuvo a punto de generar otro festejo, pero el disparo de Benjamín Domínguez, libre de marca, pegó en la base del poste.

El tercero llegó, de todos modos, a los 22 minutos. Nicolás Colazo metió el zurdazo con mucha rosa, en un tiro libre desde la derecha, y la pelota cruzó el área y se introdujo por el segundo palo.

Pretendió reaccionar el equipo de Gustavo Quinteros en el último segmento del partido. Pero apenas consiguió descontar con un golazo del ingresado Matías Pellegrini, con un derechazo al ángulo.