River venció a Libertad y logró dos pasajes: a los octavos de final y al Mundial de clubes

River Plate venció a Libertad 2-0, en el estadio Monumental, por la quinta fecha del Grupo H de la Copa Libertadores y no sólo consiguió el pase a los octavos final sino también la clasificación al Mundial de Clubes. Miguel Colibrí Borja anotó ambos goles, uno en cada etapa.

Durante el cuarto de hora inicial, el equipo de Martín Demichelis arrinconó al conjunto paraguayo contra su sector defensivo. Con buen despliegue, la eficaz proyección de los laterales Agustín Sant’Anna y Milton Casco -dos que reaparecieron en la formación titular- y combinaciones acertadas, fue muy superior en ese arranque. La chance más clara fue un zurdazo de Ignacio Nacho Fernández, apenas desviado a los 3 minutos.

De a poco Libertad pasó a manejar la pelota en el medio y tuvo diez minutos favorables. Sin embargo, luego River volvió a asumir el protagonismo y a generar chances favorables. Tapó el arquero Rodrigo Morinigo, con un espectacular vuelo, un remate de atropellada de Facundo Colidio y un cabezazo de Paulo Díaz pegó en el poste, en dos ocasiones netas.

El gol llegó a los 41 minutos, con una gran definición de Miguel Borja, controlando con calidad, dando un medio giro y estampando el derechazo goleador tras recibir el centro de Milton Casco desde la izquierda.

La falta de puntería y efectividad conspiró contra el dominio de River también en el segundo tiempo. El resultado era corto, de acuerdo a lo que ocurría con el juego y el control. El Millonario no lo liquidaba, y eso podía ser un riesgo.

Miguel Borja le dio un pase a Facundo Colidio para que encarase libre; su remate bajo y cruzado salió desviado, en una oportunidad muy propicia.

Hasta que el colombiano Borja ratificó su vocación goleadora, a los 39 minutos, y con clase, superando la marca, enganchando hacia adentro, acomodándose y sacando el remate de derecha, desde el borde externo del área grande, desató el segundo festejo local y le dio tranquilidad al Monumental. Y facturó su gol número 40 con la casaca riverplatense.

No sólo afirmarse en la punta del Grupo, invicto con 13 puntos en cinco fechas, y sacarse pasaje a la siguiente fase fue la recompensa por esta victoria. También obtuvo el puntaje necesario para convertirse en el primer club argentino en clasificar al Mundial de Clubes de FIFA de 2025.